11.2 C
Ibarra
martes, junio 28, 2022

Bodega en donde se quemaron insumos médicos del IESS no tenía ningún permiso, según Cuerpo de Bomberos | Ecuador | Noticias

El incendio se inició a las 19:30 del viernes y se mantuvo hasta aproximadamente las 03:00 de este sábado.

El humo se mantenía hasta la mañana de este sábado en el interior de una bodega en la zona urbana de Portoviejo, que se consumió con todo lo que había allí: insumos médicos del hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

El incendio se inició a las 19:30 del viernes y se mantuvo hasta aproximadamente las 03:00 de este sábado.

En esta bodega de unos 1.500 metros cuadrados, ubicada entre las calles Eudoro Loor, Arturo Molina y Vicente Vélez, de la ciudadela 1 de Mayo (noroeste de Portoviejo), se almacenaban trajes quirúrgicos, jeringuillas, implementos para suero, envases para muestras y hasta botellas de jabón yodado en líquido, cuya fecha de expiración databa de noviembre de 2016.

Un incendio consume bodega en Portoviejo, la noche de este viernes 21

Íngrid Saltos, jefa del Cuerpo de Bomberos de Portoviejo, indicó que la bodega donde se hallaron implementos médicos no contaba con ningún permiso para su funcionamiento. Tampoco, dijo, tenía un plan contra incendios que es exigido en lugares que tienen actividades, más aún en espacios de más de 500 metros cuadrados.

“Los dueños de la propiedad me han indicado que efectivamente es una bodega que manejaba el Seguro Social, no obstante, de este predio hemos revisado en los sistemas del Municipio de Portoviejo así como en los sistemas bomberiles y no ha constado con ningún tipo de permiso, de hecho, ni siquiera ha estado identificada esta casa como que tuviera una bodega en la parte de atrás”, declaró Saltos a radio Farra de Portoviejo.

Boris Cano, planificador de la Coordinación Nacional de Riesgos, Emergencias y Desastres del Seguro de Salud del IESS, llegó de Quito e inició un proceso de verificación. Confirmó que hubo un incendio en las bodegas del hospital del IESS y elaborará un informe al respecto.

Sostuvo que verbalmente le comunicaron que el lugar no contaba presuntamente con permisos de funcionamiento.

“Tiene que ser contrastado (denuncia de que no tenían ningún permiso), con documentos, evidentemente y en su momento las autoridades presentarán la documentación que respalde lo actuado. De todas maneras, es solo una inspección preliminar, es una inspección física para ver qué es lo que ha ocurrido y para llevar esta información a las autoridades nacionales del IESS”, informó Cano.

El funcionario del IESS no tenía aún el listado de lo que se consumió en dicha bodega, en donde había hasta pañales. Declaró que en la documentación que presentará se indicarán los daños, pérdidas y afectaciones a terceros.

Y de esas afectaciones los vecinos de la bodega que quedó devastada evalúan los daños, sumados a las afectaciones psicológicas por el fuego que se originó en ese lugar y que pudo ser observado en casi todo el sector urbano de Portoviejo.

Ricardo Navia, quien tiene al lado de la bodega un taller de pintura de autos, señaló que el humo lo obligó a evacuar a su familia, circunstancia que fue aprovechada para que personas inidentificadas se le llevaran herramientas y hasta el tanque de oxígeno industrial.

A Julio Cedeño el humo y agua provocó afectaciones a él y a sus familiares. Desde el patio de su casa bomberos hicieron huecos para poder trabajar en varios frentes. En su patio cayeron algunas botellas de yodo líquido con fechas de expiración de hace casi cinco años.

“Fíjese cómo se han perdido batas para esto de la pandemia, jeringuillas, pañales, y cuando alguien va al Seguro no encuentra es nada”, expresó Cedeño.

Unos 150 bomberos de varios cantones colaboraron en apagar las llamas dentro de la bodega que amenazaban con afectar a otras casas. William Mera, segundo jefe del Cuerpo de Bomberos de Portoviejo, indicó que aún no se tenía conocimiento de la causa que originó el incendio.

En septiembre de 2008, un incendio también se produjo en la farmacia del hospital del IESS de Portoviejo, en instantes que se ejecutaba una auditoría para detectar si había medicamentos faltantes en esa época, ahora este siniestro ocurre horas antes de que nuevas autoridades asuman el control del Seguro Social. (I)

Artículos relacionados

Últimos artículos