14.3 C
Ibarra
domingo, julio 3, 2022

Desenmascarado en Austria el propietario de una gran difusora de pornografía infantil

Rosalía SánchezSEGUIRCorresponsal en Berlín
Actualizado:25/05/2021 10:55h
Guardar

Con hasta 50.000 millones de visitas al año, Pornhub es uno de los sitios web dedicado a la pornografía más exitoso del planeta. La publicación de pornografía infantil, vídeos de violaciones y violencia sexual, además de ofertas de pornografía de menores de 14 años, no impide las 130 millones de visitas al día en las que basa su negocio, y el año pasado supuso unos beneficios de 1.400 millones de dólares para su dueño, que hasta ahora había logrado permanecer en el anonimato. El servicio de medios británico ‘Tortoise Media’ y la plataforma austriaca ‘Dossier’ han conseguido identificar al propietario mayoritario de Mindgeek, el operador de Pornhub y otros portales sexuales. Según estas fuentes, se trata de Bernd Bergmair, un ciudadano austriaco de 52 años, afincado en el tranquilo pueblo de Ansfelden, que apenas supo que había sido identificado, huyó ayer con su familia a China.

Bergmair es un empresario internacionalmente activo que, entre otras cosas, trabajó en el pasado en la banca de inversión para Goldman Sachs. Está casado con la modelo brasileña Priscila Bergmair, bloguera de moda, y tiene tres hijos. Posee residencias en Austria, Estados Unidos y Reino Unido. Se relacionaba con la alta sociedad austriaca como un inversor internacional hasta que un bufete de abogados de Nueva York y el FBI comenzaron a investigar Mindgeek y “Pornhub” hace medio año, por la reiterada publicación de imágenes y videos de violencia contra menores y a raíz de un artículo publicado el 4 de diciembre de 2020 en The New York Times, que cuestionaba el uso de imágenes de explotación y agresión sexual, además de pornografía infantil, como modelo de negocio. El periodista Nicholas Kristof se preguntaba por qué Canadá, donde la plataforma tiene oficialmente su sede, permitía a la empresa sacar provecho de esta clase de vídeos cuando el primer ministro, Justin Trudeau, «se autodenomina feminista y se enorgullece de los esfuerzos de su Gobierno para empoderar a las mujeres en todo el mundo».

Pornhub pertenece a MindGeek, un conglomerado de plataformas de pornografía cuyo cuartel general está ubicado en Montreal, Quebec, pero que aparece registrado en Luxemburgo por motivos fiscales. Su cartera incluye los servicios para compartir videos RedTube y YouPorn. «Su sitio está infestado de vídeos de violaciones. Monetiza abusos a menores, pornovenganza, vídeos de cámaras ocultas de mujeres duchándose, contenido racista y misógino, e imágenes de mujeres asfixiadas en bolsas de plástico», describía Kristof en su artículo el contenido de la página web y tras haber entrevistado a varias víctimas, «la búsqueda de ‘niñas menores de 18 años’ o ’14 años’ conduce en cada caso a más de 100.000 vídeos». Tras publicarse este artículo, en una sola noche, Pornhub borró más del 80% de la oferta de sus vídeos, pero la información había causado ya gran indignación y el caso llegó a los tribunales. El pasado mes de febrero fue presentada una demanda colectiva ante el Tribunal Superior de Quebec que argumenta que la empresa «explota material de violaciones de adolescentes y víctimas del tráfico de personas… sin interesarse por constatar las edades o consentimiento de las personas que aparecen en las imágenes». Los demandantes, encabezados por una mujer que denuncia la publicación de un vídeo en el que aparece cuando tenía 12 años, solicitan una pena de 600 millones de dólares. El pasado mes de abril, se declaró un incendio intencionado todavía por resolver en la residencia ubicada en Ahuntsic-Cartierville, Montreal, de Feras Antoon, consejero delegado y accionista MindGeek, una villa valorada en 16 millones de dólares. Los demandantes consideran que el incendio estaba destinado a borrar pruebas.

Apenas el apellido Bergmair ha aparecido en los medios de comunicación, su esposa Priscina era abordada el pasado fin de semana por los medios de comunicación austriacos y ha reconocido que le había pedido a su marido «que rompiese lazos con todo eso». Priscila asegura que su marido «desearía no estar en esto» y expresa su esperanza de que él se pueda distanciar del sitio web pornográfico. «No es fácil. Es algo, tal vez, en lo que el gobierno tiene que trabajar en hacer reglas (…) Todos quieren que se haga lo mejor. Porque la gente tiene hijos. Ahora tengo hijos. Todos queremos que las cosas estén bien», dijo Priscila en declaraciones a medios internacionales, «para ser honesta, yo nunca supe de esto. Estaba totalmente fuera de los negocios de mi marido. Lo único que me dijo es que desearía no estar en esto, y creo que lo estará muy pronto».

La empresa se ha defendido asegurando que «hemos prohibido las cargas de usuarios no verificados, eliminado descargas, ampliado nuestros procesos de moderación y colaborado con docenas de organizaciones sin fines de lucro en todo el mundo, pasos que superan los de cualquier otra plataforma importante en Internet (…) La lucha contra el material ilegal requiere la acción colectiva y vigilancia constante, y estamos comprometidos a permanecer a la vanguardia de la seguridad en las industrias de la tecnología y las redes sociales», según un comunicado.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos