20.2 C
Ibarra
lunes, junio 27, 2022

Dimite la directora de Black Lives Matter entre acusaciones de enriquecerse con las donaciones

Manuel TrilloSEGUIRMadrid
Actualizado:28/05/2021 16:03h
Guardar
Noticias relacionadas

Patrisse Cullors, directora de la fundación Black Lives Matter, renuncia al puesto semanas después de conocerse la compra de una lujosa vivienda de 1,4 millones de dólares cerca de Malibú (California) y otras tres casas, incluido un rancho, lo que desató críticas por posible uso indebido de los fondos de la organización. Ella, sin embargo, niega que su dimisión se deba a lo que considera una campaña de difamación de la extrema derecha.

Activista desde joven, Cullors emergió en 2013 como una de las fundadoras del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan), nacido a raíz de la absolución en Florida del vigilante que mató al adolescente afroestadounidense Trayvon Martin y que ha adquirido una gran influencia política tanto en EE.UU. como fuera del país. Además de movilizar a miles de personas en las calles, han presionado para lograr reformas como la
retirada de fondos a los cuerpos de policía estadounidenses por los casos de abusos sobre la minoría negra.

Patrisse Cullors ha ejercido durante los últimos seis años como directora ejecutiva de la fundación que canalizó esa corriente en defensa de los derechos de los negros y cuantiosas donaciones destinandas a ese fin. En 202o, al calor de las protestas por
la muerte de George Floyd en Mineápolis asfixiado por un agente de policía mientras era arrestado, recaudó 90 millones de dólares, según datos aportados el pasado febrero a la agencia Ap.

Cullors, de 37 años y que se define como marxista, anuncia que este viernes será su último día en el cargo, que abandona para dedicarse a otros proyectos, incluidos la publicación de su segundo libro (‘Manual del abolicionista’) y un acuerdo televisivo con la Warner Bros. «He creado la infraestructura y el apoyo, y el esqueleto y las bases necesarias, de modo que puedo marcharme», aseguró a la propia Ap. «Siento como que es el momento adecuado», añadió.

Críticas de la derecha y del propio movimiento

Según publicó en abril ‘The New York Post’, la cofundadora de Black Lives Matter adquirió cuatro viviendas por un total de 3,2 millones de dólares (unos 2,6 millones de euros al cambio actual). Entre ellas se incluye una casa en un acomodado vecindario de Malibú, a las afueras de Los Ángeles, así como otras dos en California y un rancho en Georgia.

Desde sectores conservadores de EE.UU. se ha reclamado una investigación para averiguar si la directora de la fundación se había aprovechado de los fondos obtenidos para enriquecerse.

«Esos fueron ataques de la derecha que trataron de desacreditar mi reputación, y yo no funciono según lo que la derecha opina de mí», comenta Patrisse Cullors al anunciar su dimisión.

Pero las críticas proceden también de integrantes de la propia lucha en defensa de las personas negras que consideran que el dinero recibido por la fundación debería haber ido a las familias de víctimas de los abusos policiales que no podían acceder a los recursos necesarios para lidiar con su trauma y su pérdida, señala la web ‘Politico’, que recoge el testimonio del reverendo Sheri Dickerson, presidente de un capítulo de Black Lives Matter en Oklahoma City: «Este es el aspecto más trágico. Conoczco algunas (familias) que se sienten explotadas, que se ha explotado su dolor».

El pasado abril, la fundación declaró que Cullors ejercía su puesto directivo como voluntaria y que desde la creación de la entidad hasta 2019 había recibido un total de 120.000 dólares por labores como portavocía o de educación política.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos