14.3 C
Ibarra
domingo, julio 3, 2022

La líder de Los Verdes alemanes ocultó ingresos al Bundestag

Rosalía SánchezSEGUIRCORRESPONSAL EN BERLÍN
Actualizado:21/05/2021 13:48h
Guardar
Noticias relacionadas

El ‘Barómetro Político’, con el que la televisión alemana ‘ZDF‘ mide semanalmente la intención de voto, muestra que la
candidata de Los Verdes a la Cancillería, Annalena Baerbock,

ha perdido mucha aprobación en un corto período de tiempo.

Según la encuesta publicada hoy viernes, su índice de popularidad se reduce de 1.0 a 0.5. En esa misma escala, Merkel sigue a la cabeza con 2.1 mientras Baerbock aterriza en sexto lugar con el peor valor de su carrera en este sondeo. Si las elecciones generales fueran el próximo domingo, Los Verdes empatarían con la CDU en el 25% de los votos, cuando han llegado a estar hasta cinco puntos por encima de los conservadores en alguna encuesta.

El motivo de este deslizamiento es que Baerbock habría intentado ocultar parte de sus ingresos a la opinión pública. La candidata verde olvidó anotar pagos adicionales de su partido de hasta 37.000 euros en los años 2018 a 2020, en la administración del Bundestag. «Lo ha olvidado accidentalmente», comenzaron explicando desde la oficina de prensa del partido, que acaba de actualizar la declaración pública de bienes que aparece en su página web bajo la pestaña ‘Transparencia’. La portavoz Linda Hübner ha aclarado después que «el Ministerio Federal de Finanzas señala que han de declararse los ingresos que se paguen además del salario, pero ella no recibe sueldo del partido y por eso no los declaró».

Se trata de pagos que fluyeron justificados como ‘Navidad’, ‘campañas electorales’ y ‘coronavirus’, bono este último de 25.000 euros que nadie ha alcanzado hasta ahora a explicar. Baerboch no recibe sueldo del partido porque es diputada, aunque cobra 10.073 euros mensuales del Bundestag, además de sustanciosas dietas, según las normas financieras y honorarias de la Junta Directiva Verde.

Pero tanto los diputados como los eurodiputados están obligados a informar a la administración del Bundestag de todos sus ingresos. A eso hay que añadir sus ingresos como autora: a mediados de junio se publicará su libro y el pasado mes de febrero recibió una primera cuota de 12.322,50 euros (15.000 euros menos la comisión de agencia). La segunda cuota, cobrada en mayo, es de 12.322,50 euros.

Después de unos días jugando con la prensa al gato y al ratón,
Baerbock ha admitido que «fue una omisión estúpida y eso es probablemente lo que más me molesta». «Tan pronto como me enteré, lo declaré de inmediato», ha agregado en una entrevista. Y el caso ha llevado a otros destacados miembros de Los Verdes a actualizar también sus declaraciones de bienes. Cem Özdemir también ha informado sobre pagos adicionales. Su oficina anunció la noche del jueves que había reportado bonificaciones de Navidad desde 2014 por un total de 20.580,11 euros de las que hasta ahora no se tenía noticia.

«Todo esto puede convertirse en un lastre para su campaña electoral», dice el politólogo berlinés Oskar Niedermayer, «dado que los Verdes lideran una campaña electoral centrada en la persona de Baerbock y debido a la exageración que rodea a esta figura política, los debates sobre su persona, por supuesto, no están exentos de consecuencias negativas».

Cuando se trata de ingresos adicionales, Niedermayer ve un problema de credibilidad para los Verdes. «Si criticas sistemáticamente a otros por sus ingresos adicionales, pero tú mismo obtienes algunos de ellos en una cantidad nada despreciable y luego, accidentalmente, no informas a la administración del Bundestag a su debido tiempo, sobre todo siendo un partido que exige transparencia e integridad moral como Los Verdes, no pueden sorprenderte después las críticas».

Y esas críticas están lloviendo también desde la vieja guardia del partido. El exjefe de los Verdes, Hans-Christian Ströbele, ha pedido a Baerbock que publique abiertamente de sus ingresos. «Por supuesto que necesitamos total transparencia», ha dicho en una entrevista concedida a Der Spiegel, declarándose «disgustado» y «sorprendido».

La sorpresa es compartida también por el otro lado del arco parlamentario. El jefe de las juventudes de la CDU, la Junge Unión, Tilman Kuban, señala que «la pregunta decisiva es por qué hay un bono asociado al coronavirus libre de impuestos para los presidentes de los Verdes». «Entiendo que se haya pensado en algo así para los empleados, pero no para cargos políticos honorarios», reprocha.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos