23 C
Ibarra
lunes, septiembre 26, 2022

La UE congela 3.000 millones en cooperación con Bielorrusia por el «secuestro del avión de Ryanair»

Enrique SerbetoSEGUIRBruselas
Actualizado:24/05/2021 22:25h
Guardar
Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha decidido hoy congelar 3.000 millones de euros ya aprobados para proyectos de cooperación con Bielorrusia como primer paso para «hacer entender a
Alexander Lukashenko las severas consecuencias» que tiene el «secuestro del avión de la compañía Ryanair», según ha adelantado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Von der Leyen ha confirmado esta decisión a su llegada al Consejo Europeo en el que los líderes comunitarios van a abordar un incidente que líderes como el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, han calificado como «acto de terrorismo». Todos han pedido la liberación inmediata e incondicional del disidente detenido, Roman Protasevich. El alto Representante Josep Borrell también lo ha considerado un hecho «inaceptable que no puede quedar sin consecuencias».

Los líderes de la
Unión Europea que han llegado esta tarde a Bruselas planean una respuesta rotunda contra el régimen bielorruso por el ataque a un avión de pasajeros, incluyendo el aislamiento total del país por vía aérea y ferroviaria. La reunión extraordinaria estaba ya prevista de antemano y en ella los jefes de Estado o de Gobierno pensaban hablar de las relaciones con Rusia, también plagadas de tensiones.

En el caso de Bielorrusia, fuentes diplomáticas hablan de «un paquete de medidas, más allá de simples sanciones individuales» que ya están en vigor contra ciertos dirigentes del régimen bielorruso, incluyendo al dictador Alexander Lukashenko. Para empezar varios países ya han enviado una solicitud a la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) para que abra una investigación sobre lo sucedido. Los dirigentes comunitarios por su parte trabajan en una suspensión de sobrevuelos del territorio de Bielorrusia por parte de las aerolíneas europeas, así como la prohibición de que la compañía nacional bielorrusa, Belavia, aterrice en aeropuertos europeos. Algunos países como Polonia y Lituania han pedido también la prohibición de que los trenes bielorrusos salgan del país hacia Occidente. Von der Leyen ha dicho también que se analizarán nuevas sanciones contra personalidades y entidades económicas que apoyan al régimen.

La cumbre debía centrarse en una visión de las relaciones con Rusia, muy tensas debido a la represión política por parte de Vladimir Putin y el arresto del disidente Alexei Navalny.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se declaró «muy preocupad» por el suceso que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, definió como «un comportamiento escandaloso e ilegal» que tendrá «consecuencias». El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que también está siguiendo de cerca «este es un incidente grave y peligroso que requiere una investigación internacional».

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos