14.3 C
Ibarra
domingo, junio 26, 2022

Navalni recupera poco a poco su estado de salud tras la huelga de hambre

Rafael M. MañuecoSEGUIRCORRESPONSAL EN MOSCÚ
Actualizado:20/05/2021 12:58h
Guardar
Noticias relacionadas

El director del Servicio Federal Penitenciario de Rusia (FSIN en su siglas en ruso), Alexánder Kaláshnikov, ha comparecido ante los medios de comunicación rusos para asegurar que el estado de salud del principal líder opositor del país, Alexéi Navalni, «se está recuperando más o menos».

Con el objetivo de presionar a las autoridades para que permitieran que sus propios especialistas pudieran atenderle en la prisión de los dolores que padecía en la espalda con insensibilidad en las piernas, Navalni inició una
huelga de hambre
el pasado 30 de marzo, a la que, tras perder 20 kilos de peso, puso fin el 23 de abril haciendo caso a los encarecidos ruegos de sus médicos.

Kaláshnikov ha afirmado ahora que el disidente ruso «pesa 82 kilos, se alimenta normalmente y tiene posibilidad de comunicarse con su familia». El letrado y estrecho colaborador de Navalni, Iván Zhdánov, ha confirmado en declaraciones a la radio ‘Eco de Moscú’ que, efectivamente, «su salud está mejorando y ahora ya no hay problemas para que los abogados tengan acceso a él».

El director del FSIN afirma que la
cárcel de la región de Vladímir en donde Navalni cumple una condena de dos años y cinco meses de prisión
por un caso de fraude que la oposición considera amañado y motivado políticamente «no aplica castigos contra él, ya que no comete infracciones (…) no pretenden humillarle en ningún caso o complicarle la vida».

La última vez que se le pudo ver al dirigente opositor fue el pasado 29 de abril en la vista de la apelación que presentó contra una multa por difamación. Intervino por videoconferencia desde la cárcel y su aspecto era realmente penoso:
rapado al cero, extremadamente delgado y muy demacrado. En uno de los recesos pudo hablar con su esposa Julia, a la que dijo que «me alimento con avena y caldos, pero no quieren darme todavía manzanas».

Navalni aprovechó aquella sesión para declarar en su intervención final: «Querido tribunal, vuestro rey está desnudo y hasta los niños se dan cuenta (…) 20 años de nefasto reinado nos han llevado al resultado actual. Su corona se le desliza por las orejas. En la televisión no vemos más que mentiras y los billones de dólares obtenidos del petróleo y el gas se han dilapidado, mientras nuestro país sigue a la zaga y cada año se degrada más».

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos