14.3 C
Ibarra
domingo, julio 3, 2022

Ortega estrecha el cerco sobre Cristiana Chamorro, candidata a la presidencia de Nicaragua

Susana GaviñaSEGUIR
Actualizado:29/05/2021 21:54h
Guardar
Noticias relacionadas

El régimen de Daniel Ortega está estrechando el cerco contra la candidata a la presidencia con más opciones, Cristiana Chamorro, en las próximas elecciones que se celebrarán el 7 de noviembre. Si hace unos días la Fiscalía abría una investigación contra ella por supuesto lavado de dinero a través de la fundación creada en honor de su madre, la expresidente Violeta Chamorro, esta investigación se ha extendido ya sus colaboradores más cercanos, provocando la detención de dos de ellos, detenciones que la candidata ha calificado como «secuestro» en una comparecencia virtual ante los medios este viernes.

Walter Gómez y Marco Fletes, administrador financiero y contador general de la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro, respectivamente, fueron detenidos a la fuerza en sus casas y el primero fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial, explicó Cristiana Chamorro Barrios.

«No tenemos conocimiento del destino y a dónde llevaron a Marcos Fletes. Estamos con nuestros abogados tratando de conocer los detalles y tratando de poner la denuncia ante las autoridades», dijo la también periodista, que denunció que las detenciones fueron sin orden judicial, por lo que las calificó de «secuestro».

DESAPARECIDOS. Walter Gómez y Marcos Fletes fueron secuestrados por la dictadura y la policía no da cuenta de su paradero. Están desaparecidos. #SOSNICARAGUA

— Cristiana Chamorro (@chamorrocris) May 29, 2021

La candidata también aseguró que este proceso abierto contra ella y sus excolaboradores es una venganza de Ortega por haber perdido las elecciones de 1990 contra su madre, que permaneció en el poder hasta 1997. Ortega lo recuperaría de nuevo en 2006. En noviembre se enfrenta a su tercera reelección, para la que está despejando el camino, acosando a otros candidatos
e ilegalizando partidos, como el PRD y el PC.

«Todos estamos expuestos en estos momentos a la arbitrariedad del régimen. Ellos están actuando totalmente fuera de la ley, están actuando totalmente sin fundamentos, están montando un juicio político en contra de mi persona y también siento yo que es una venganza que están haciendo en contra del legado de Violeta Chamorro, solamente porque ella lo derrotó en las urnas en 1990 y trajo la democracia», declaró la también periodista, que según
una encuesta de CID Gallup es la candidata con más posibilidades frente a los sandinistas.

Chamorro Barrios, Gómez, Fletes, otros dos extrabajadores de la ONG, así como la corresponsal de la cadena hispana Univision en Nicaragua, María Lilly Delgado, son investigados por la Fiscalía por presunto lavado de dinero.

Según el Ministerio de Gobernación, esa ONG, que cerró en febrero pasado tras la aprobación de la Ley de Agentes Extranjeros, promovida por Ortega, «incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador, y del análisis de los Estados Financieros, período 2015-2019, se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero», por lo que se «ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente».

Una farsa

La Fiscalía ha dicho que ha encontrado «serias inconsistencias financieras» entre los informes presentados al Ministerio de Gobernación y los montos recibidos en la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, sin ofrecer mayores detalles.

Sin embargo, Estados Unidos, uno de los cooperantes de esa Fundación a través de la organización Usaid, afirmó en una declaración, que ellos no han encontrado indicios de lavado de dinero o que esa ONG haya desviado fondos. «Como parte de nuestra supervisión regular, el USAID ha conducido auditorías de nuestros programas con la Fundación Violeta B. de Chamorro y no hemos encontrado evidencias de lavado de dinero o instancias de que los fondos de USAISD hayan sido desviados por la fundación para otros menesteres».

Chamorro, a la que han congelado las cuentas y ha sido citada en dos ocasiones por la Fiscalía para declarar, ha calificado la investigación de farsa, que tiene como fin apearla de la carrera hacia la presidencia. «Este proceso es ilegal y arbitrario, es nulo. Uno de los voceros oficiosos de la dictadura admitió que es un juicio político. Es obvio que quieren inhibir al pueblo de votar libremente y derrotar a la dictadura. Todo es una farsa», aseguraba la candidata en su cuenta Twitter esta semana.

Este proceso es ilegal y arbitrario, es nulo. Uno de los voceros oficiosos de la dictadura admitió que es un juicio político. Es obvio que quieren inhibir al pueblo de votar libremente y derrotar a la dictadura. Todo es una farsa. #SIANICARAGUA#NICARAGUA (2/3)

— Cristiana Chamorro (@chamorrocris) May 27, 2021

Una posibilidad de la que también alertó, entre otros organismos, la ONU, que señaló esta semana que Cristiana Chamorro «corre el riesgo de ser condenada penalmente e inhabilitada como candidata». Martha Hurtado, portavoz de la ONU, demandó que cese el «hostigamiento judicial» sobre ella.

Acoso a periodistas

Estos días, la Fiscalía también ha citado a declarar, en la investigación contra Chamorro, a
una veintena de periodistas o dueños de los principales medios de comunicación críticos con el régimen. Asimismo, ha mantenido en una especie de arresto domiciliario -con policías apostados en las cercanías de sus domicilios- a otros candidatos opositores que han intentado acercarse a la Fiscalía para mostrar su apoyo a Cristiana Chamorro.

La semana pasada, además,
la policía orteguista allanó por segunda vez la redacción del medio crítico ‘Confidencial’, dirigido por Carlos Fernando Chamorro, hermano de Cristiana Chamorro.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos