15.5 C
Ibarra
jueves, junio 30, 2022

Pascual del Cioppo deja la presidencia del PSC; espera el beneplácito de la Casa Real de España como embajador | Política | Noticias

Un líder político histórico que permaneció 22 años como dirigente nacional del PSC.

Un día antes de la posesión de Guillermo Lasso como presidente de la República, el 23 de mayo pasado, Pascual del Cioppo fue presentado ante el rey de España, Felipe VI, como el nuevo embajador de Ecuador en ese país. Fue en una reunión desarrollada en el Hotel Hilton Colón, en la que además estuvo el canciller Mauricio Montalvo como parte de la delegación especial de recibimiento de su majestad, invitado a la ceremonia de transmisión del mando.

Lasso había hecho pública esa designación semanas atrás. Del Cioppo aclaró entonces que no era un cargo obtenido por el Partido Social Cristiano (PSC), que fue aliado electoral de Lasso, sino por su amistad.

Pero el rompimiento de la alianza política entre el PSC y Lasso luego de que no se consolidó un acuerdo legislativo, echó abajo algunos compromisos de colaboración anunciados, entre ellos, la Gobernación del Guayas para el exasambleísta Henry Cucalón.

PSC rompe acuerdo con el gobierno de Guillermo Lasso

A pesar de ello, Del Cioppo continuó en la línea de colaboración en el régimen de Lasso, y para ese propósito renunció a presidir el partido, cuyo líder más visible, Jaime Nebot, anunció que jamás volverá a dialogar con el actual mandatario, Guillermo Lasso.

Ahora espera el beneplácito de la Casa Real de España para oficializar su nuevo cargo y definir detalles de su viaje.

Del Cioppo entregó el 27 de mayo su renuncia a la presidencia nacional del PSC, cargo que venía ejerciendo 22 años de los 42 que lleva de militancia en este, donde incluso ha sido cuatro veces legislador en representación de esa organización política.

El documento se hizo público este 28 de mayo y sorprendió a más de un militante en esa organización política, que en tres meses más cumplirá 70 años de vigencia en el país.

El documento de la renuncia, que está dirigida al primer vicepresidente nacional del partido, Carlos Falquez Batallas, da cuenta de su satisfacción de que el PSC apoyara la candidatura presidencial de Guillermo Lasso, con lo cual “renace la libertad y el orden democrático en el país”; agradece a la dirigencia del partido, y al exalcalde Jaime Nebot, aunque él no está afiliado al PSC sino al movimiento Madera de Guerrero (MG) desde el 2013, cuando se dio la reinscripción de la militancia.

No precisa si se desafilia, pero el ahora expresidente del PSC señala: “Próximamente manifestaré otra decisión”.

Algunos allegados al dirigente político comentaron que fue una decisión difícil pues fueron muchos años de militancia y de representar al partido; pero consideran que su presencia en el Gobierno podría ser un puente para una reconciliación política con el PSC.

La salida del dirigente del PSC es probable que influya en decisiones de los dirigentes en provincias. Esta tarde, por ejemplo, se conoció la renuncia de Manuel Vivanco a la presidencia del partido en Loja.

El exlegislador Luis Fernando Torres destacó que Del Cioppo tiene varios méritos y que sin lugar a dudas cumplirá un gran papel como embajador del Ecuador en España; que está de acuerdo en que ocupe esa función y lamentó que haya tenido que renunciar a la presidencia del PSC, y que espera que no se desafilie porque es el afiliado más antiguo de la lista 6, casi un símbolo.

Torres recuerda que junto con Pascual del Cioppo iniciaron las actividades políticas a principios de la década de los 80, un hombre de ideales bajo la doctrina social de la Iglesia y con quien lleva una militancia desde que León Febres-Cordero fue candidato al Congreso Nacional cuando el Ecuador dejó la dictadura.

Que el problema surgido en la Asamblea Nacional con el acuerdo entre el PSC y CREO obligó a renunciar a la presidencia del partido, es una realidad, anota Torres, pero que no hay que olvidar que Lasso ahora es presidente de la República gracias a la contribución del PSC y de movimientos provinciales.

A eso se agrega, dice Torres, el principio de que si alguien ocupa una alta función en el gobierno de Guillermo Lasso, debe separarse de los cargos directivos de la 6, debido a que “la alianza que existía lamentablemente se quebró dentro de la Asamblea Nacional, cuando de forma sorpresiva e inexplicable los legisladores del movimiento de Gobierno no votaron por el candidato a la presidencia del PSC, excluyeron de las comisiones y del Consejo de Administración Legislativa”.

A nivel legislativo la bancada del PSC en la actual Asamblea Nacional se mantiene con 16 legisladores, pues en los procesos de negociación para la designación de las autoridades del Parlamento perdieron las curules de César Rohón, representante del Guayas, y de Elías Jachero, asambleísta de Pastaza, que hoy forma parte de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), que agrupa a los independientes en alianza con CREO.

Según el estatuto del PSC, la renuncia de Del Cioppo debe ser conocida y aceptada formalmente por la directiva nacional del partido, pero no se conoce cuándo se reunirá.

En su lugar quedaría Falquez Batallas, quien es su primer vicepresidente nacional. El segundo vicepresidente es Johnny Terán Salcedo; el secretario es Franchesco Aycart; Alfredo Serrano es el director ejecutivo; y Luis Fernando Torres es el jefe nacional de Acción Política. (I)

Artículos relacionados

Últimos artículos