13.5 C
Ibarra
viernes, julio 1, 2022

Qué eficacia tienen las dos vacunas de monodosis que negocia Ecuador, cuyo origen es chino y belga | Ecuador | Noticias

Estas dos vacunas son de monodosis, es decir, se aplican en una sola ocasión, a diferencia de otros fármacos, como el producto de Pfizer o el de Sinovac.

El secretario general de la Presidencia, Jorge Wated, le dijo a EL UNIVERSO días atrás que “hay acuerdos firmados de confidencialidad para iniciar negociaciones con un par de vacunas más”.

El funcionario se refería a los fármacos Ad5 y Ad26.COV2.S de los laboratorios CanSino, situados en China; y Janssen, filial de la norteamericana Johnson & Johnson ubicada en Bélgica, en ese mismo orden. Estas dos vacunas constan en un listado de fármacos contra el SARS-CoV-2 que monitorea la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estas dos vacunas son de monodosis, es decir, se aplican en una sola ocasión, a diferencia de otros fármacos, como el producto de Pfizer o el de Sinovac, que se usan en el Ecuador.

¿Cuál es la eficacia alcanzada por estas vacunas en los ensayos clínicos?

Laurie-Anne Ximénez-Fyvie, doctora en Ciencias Médicas con especialización en microbiología egresada de la Universidad de Harvard, le dijo a la cadena de noticias Deutsche Welle que, según la información disponible, las vacunas chinas son seguras, pero “su eficacia está en un rango muchísimo más bajo que las vacunas ARNm, como Pfizer-BioNTech y Moderna” y que en el caso de las de virus inactivado, como Sinovac y Sinopharm, producirían una inmunidad menos duradera.

La publicación recoge que la vacuna de CanSino, de tecnología similar a la de AstraZeneca, ha reportado el 65% de eficacia. “Las otras vacunas más usadas en la región son AstraZeneca, (76%), Sputnik (91%), Moderna (91%) y Pfizer-BioNTech (95%)”.

Según una investigación publicada en la revista The Lancet en agosto pasado, en la fase 2 del ensayo clínico, que incluyó más de 500 personas, esta vacuna demostró que es segura y que genera respuestas inmunes significativas en la mayoría de los receptores después de una sola inmunización.

Vista de una dosis de la vacuna contra la covid-19 de Janssen, filial belga de Johnson & Johnson (J&J). EFE/Etienne Laurent/Archivo
Foto: EFE

En tanto, en México, donde se la aplica a profesores, otros trabajadores del sector educativo y adultos mayores, el Departamento de Infectología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, informó vía correo electrónico a los voluntarios que participan del ensayo clínico que es necesaria una segunda dosis.

“Información reciente con esta y otras ya aprobadas por las agencias regulatorias de los Estados Unidos, la Unión Europea, Cofepris (México), y otras partes del mundo, muestran que su inmunogenicidad disminuye significativamente a los seis meses. Por ello se decidió que a las personas que en este estudio recibieron placebo se les aplicará la primera dosis de vacuna Ads-nCoV (Ad5) y en aquellos participantes que les tocó vacuna, se les administrará una segunda dosis”, comunicó la institución mexicana, según una publicación de El Universal.

Dosis de las diferentes vacunas que se aplican en las Américas, según gráfico de la Organización Mundial de la Salud. Cortesía OMS.

En cuanto al producto de la farmacéutica Janssen, propiedad de Johnson & Johnson, el 12 de marzo pasado, la OMS incluyó la vacuna Ad26.COV2.S en la lista de uso en emergencias para todos los países y ha aprobado su distribución en el marco del mecanismo Covax, el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19, una alianza impulsada por actores públicos y privados con el objetivo de garantizar el acceso equitativo a las vacunas que se logren desarrollar contra el coronavirus.

El 11 de mayo pasado, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos publicaron en su portal web que esta vacuna obtuvo el 66,3% de eficacia en los ensayos clínicos.

“La vacuna tuvo un alto nivel de eficacia para prevenir la hospitalización y muerte de personas que contrajeron la enfermedad. Ninguna de las personas que contrajeron COVID-19 al menos cuatro semanas después de recibir la vacuna de J&J/Janssen tuvo que ser hospitalizada”, se lee en la publicación.

Como parte de los hallazgos, se añade que el fármaco también es eficaz en la población de mayor edad y en los casos asintomáticos: “La evidencia inicial sugiere que la vacuna de J&J/Janssen podría brindar protección contra la infección asintomática, la cual ocurre cuando una persona es infectada por el virus que causa el COVID-19 pero no se enferma”.

No obstante, hace poco más de un mes se registró una novedad en el proceso de vacunación con este fármaco. Las agencias federales de salud de Estados Unidos pidieron que se suspenda inmediatamente la vacunación con la fórmula de Johnson & Johnson, luego de que se registraran seis casos de trombosis entre los 6,8 millones de dosis aplicadas en el país, informó la BBC el 13 de abril pasado.

En una actualización del 6 de mayo de su boletín informativo del Gobierno de los Estados Unidos, se comunica que los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) recomendaron que se reanude el uso de la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) en ese país, después de la pausa temporal.

En el comunicado se explica que, según las notificaciones de efectos adversos después de la aplicación de la vacuna J&J/Janssen en esa nación, sugieren un incremento en el riesgo de un evento adverso poco frecuente llamado síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés). “Casi todas las notificaciones de esta afección grave, que implica la formación de coágulos de sangre con un conteo bajo de plaquetas, corresponden a mujeres adultas menores de 50 años”, se añade y se aclara que en un análisis de todos los datos disponibles hasta el momento, se “muestra que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen superan los riesgos conocidos y potenciales”.

Sin embargo, “las mujeres menores de 50 años de edad particularmente deben estar al tanto de un riesgo poco frecuente pero más alto de este evento adverso, y deben saber que hay otras opciones de vacunas contra el COVID-19 disponibles con las que no se ha observado este riesgo”.

Según el portal web gubernamental Plan Vacunarse, se han aplicado dosis a 1′371.252 personas en el Ecuador, quienes han recibido una o dos dosis. El presidente Lenín Moreno anunció el 23 de mayo que superó la meta de dos millones de inoculaciones. El Gobierno saliente informó días atrás que ha gestionado la compra de 20 millones de dosis y el Gobierno entrante anunció que ha pedido 10 millones de dosis a Moscú. (I)

Artículos relacionados

Últimos artículos