13.5 C
Ibarra
viernes, julio 1, 2022

Ryanair sospecha que agentes del KGB bielorruso viajaban en el avión desviado a Minsk

ABC
Actualizado:24/05/2021 16:00h
Guardar
Noticias relacionadas

Ryanair sospecha que agentes del servicio de seguridad bielorruso KGB viajaban en
su avión desviado por Minsk para detener a un opositor, afirmó el lunes el directivo de la aerolínea, Michael O’Leary, denunciando, como Irlanda y Francia, un acto de «piratería».

«Parece que la intención de las autoridades (bielorrusas) era sacar a un periodista y a la persona que viajaba con él», declaró O’Leary a la emisora de radio irlandesa Newstalk en declaraciones recogidas por Afp.

«Creemos que también desembarcaron en el aeropuerto (de Minsk) agentes del KGB», añadió, denunciando un incidente «aterrador» para los pasajeros y la tripulación. «Creo que es la primera vez que esto le ocurre a una aerolínea europea», subrayó.

Román Protasévich, de 26 años, ex redactor jefe del influyente medio opositor bielorruso Nexta, fue detenido el domingo por la tarde después de que el avión realizara un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Minsk tras una falsa amenaza de bomba.

El avión, que volaba de Grecia a Lituania, ambos miembros de la Unión Europea, pudo reanudar después su vuelo pero sin el periodista opositor ni su novia, también detenida.

El avión desviado, durante la inspección del equipaje en Minsk – Afp

En total, cinco pasajeros a bordo del vuelo de Ryanair entre Atenas y Vilna no llegaron a su destino final, informaron este lunes autoridades de Lituania. Una portavoz del primer ministro de ese país indicó que la última información disponible por parte de la aerolínea sugiere que 126 pasajeros habían salido de la capital griega y solo 121 estaban presentes a la llegada del avión a Lituania, tras su aterrizaje forzado en Minsk, informa Reuters.

Comentarios anteriores de autoridades lituanas habían fijado el número de pasajeros entre 123 y 127, además de la tripulación. Ninguno de los funcionarios detallaron la identidad de los pasajeros que se quedaron en Minsk.

Irlanda asegura que se trata de «piratería aérea»

«Se trata de piratería aérea, apoyada por el Estado», denunció al ministro irlandés de Relaciones Exteriores, Simon Coveney, a la radiotelevisión pública irlandesa RTE.

«No podemos permitir que este incidente se produzca con advertencias o comunicados duros de prensa» como respuesta, agregó el responsable irlandés, que pidió sanciones.

En la misma línea, el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, consideró que este «acto de piratería de Estado (…) no puede quedar impune».

En declaraciones a la radio RMC, Beaune sugirió que se prohíba sobrevolar el espacio aéreo bielorruso, lo que supondría «menos ingresos para el régimen bielorruso» al perder una «parte de las tasas aéreas» abonadas al país.

Los mandatarios de la UE, bloque al que pertenecen Irlanda y Francia, abordarán este lunes el incidente y «posibles sanciones» durante una cumbre, indicó el domingo un portavoz del Consejo Europeo.

El gobierno de Alexánder Lukashenko provocó una ola de protesta en Occidente tras afirmar que el avión tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en la capital bielorrusa a raíz de un aviso de bomba, que resultó ser falsa.

«Necesitamos acciones, no palabras. Las meras palabras de condena no son suficientes», fustigó en declaraciones a la BBC Franak Viacorka, periodista y amigo de Protasevich, asegurando que este le había expresado su preocupación antes de su salida del aeropuerto de Atenas, donde dijo que le estaban siguiendo.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos