15.5 C
Ibarra
jueves, junio 30, 2022

Siria vota hoy en unas elecciones con Al Assad como único candidato y sin opositores

EP
Actualizado:26/05/2021 09:53h
Guardar
Noticias relacionadas

Los sirios están convocados hoy a las urnas en unos comicios presidenciales en los que Bashar al Assad tiene asegurado su cuarto mandato en
un país destrozado por la sangrienta guerra, hundido en una crisis económica y sin oposición. Sin embargo, los resultados no se esperan antes de 48 horas.

«Teatro», elección «ni libre ni justa». La comunidad occidental ya ha rechazado los comicios, los segundos de este tipo desde el inicio en 2011 de una guerra en la que participaron multitud de beligerantes y potencias extranjeras y que se ha cobrado más de 388.000 muertes y envió al exilio a millones de sirios.

Para su nuevo mandato de siete años, en un país con la economía destrozada y las infraestructuras en ruinas, Bashar al Assad se presenta como el hombre de la reconstrucción, tras haber encadenado batallas militares con el apoyo de Rusia e Irán, sus aliados fieles. Desde hace varias semanas, las fotos del presidente de 55 años son visibles en todas partes, pero en particular en Damasco.

Dos candidatos desconocidos por la población desafían a Asad: el exministro y parlamentario Abdallah Sallum Abdallah y un miembro de la oposición tolerada por el poder Mahmud Marei. La ley electoral exige que los candidatos hayan vivido en Siria diez años consecutivos antes de los comicios, lo que excluye a las figuras de la oposición en el exilio, muy debilitada. Su principal coalición denunció que los comicios son una «farsa».

Propulsado al poder en 2000, Assad reemplazó a su padre Hafez, fallecido tras 30 años en el poder con mano de hierro. El actual presidente no ha hecho mítines electorales ni ha dado entrevistas a la prensa. Con la elección, el jefe del Estado decretó una amnistía para miles de presos.

Más de 12.000 centros de votación han sido instalados en las zonas gubernamentales, anunció el martes el ministerio del Interior. Según los registros, el país cuenta oficialmente con un poco menos de 18 millones de electores. Pero con la fragmentación del país por la guerra y el exilio de millones de personas, el número de votantes será en realidad más bajo.

En un país polarizado por la guerra, las regiones autónomas kurdas del noreste van a ignorar los comicios, al igual que el último bastión yihadista y rebelde de Idlib (noroeste), donde viven unos tres millones de personas. La elección de 2021 en Siria, donde los combates han bajado de intensidad, tiene lugar en pleno marasmo económico, con una depreciación histórica de la moneda, una inflación galopante y más del 80% de la población en la pobreza, según la ONU. Un reciente informe de la ONG World Vision cifra en más de 1,2 billones de dólares (un poco más de 1 billón de euros) el costo económico de la guerra.

En 2014, Assad recabó más del 88% de los votos, según los resultados oficiales. La tasa de participación superó el 73%. Esa elección presidencial fue la primera en la que participaron varios candidatos. Anteriormente, Bashar al Assad y su padre Hafez al Assad eran designados por referéndum, en los que el sí solía obtener más del 97% de los votos.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos