20.2 C
Ibarra
lunes, junio 27, 2022

Vacunar sin descanso, reto del nuevo Gobierno para empujar reactivación | Política | Noticias

Analistas creen que cumplir objetivo dependerá de varios factores.

Con una pandemia que ha afectado a la economía ecuatoriana más de lo que ya estaba, el nuevo Gobierno sabe que uno de sus desafíos inmediatos será avanzar en la vacunación de la población para acelerar la reactivación productiva.

Al posesionarse en la Asamblea Nacional, el presidente Guillermo Lasso reconoció ayer que los efectos del COVID-19 significarán décadas de retraso en el desarrollo humano y por ello señaló que era urgente tomar acciones para revertirlos.

De allí que anunció el más grande despliegue logístico de la historia para llegar al objetivo de vacunar a 9 millones de personas en 100 días. “Vacunaremos sin descanso porque el virus no descansa. Siete días a la semana, en cada provincia, en cada pueblo y parroquia”, aseguró.

En esta tarea instó a juntar fuerzas para “maximizar soluciones que arrinconen al virus” y convocó la participación del Consejo Nacional Electoral (CNE) para usar su capacidad logística en el proceso de vacunación.

Lasso dejó claro que estos primeros 100 días serán importantes para la vacunación, pues cuando los embates de la pandemia hayan disminuido, arrancará con otro desafío: “La lucha para llevar al Ecuador de una vez por todas por la senda de la prosperidad”.

Guillermo Lasso: Se acabó la persecución política en el Ecuador. Yo no he venido a saciar el odio de pocos, sino el hambre de muchos

Francisco Andino, exministro de Salud y parte del Foro Permanente de Salud, consideró que para poder cumplir la meta de vacunación que se ha planteado el Gobierno será necesario tener disponibles las vacunas dentro del sistema, un modelo adecuado de vacunación y el cambio de sentido administrativo del Ministerio de Salud.

El exfuncionario estimó que usar los recintos electorales para la vacunación es adecuado porque la población los identifica y se podría llevar el proceso de manera más rápida, en menor tiempo.

“Si se logra este proceso, la gobernabilidad de allí en adelante será más fácil, sin necesidad de andar pactando con líderes que solo quieren el amarre”, sostuvo Andino.

Wilson Tenorio, presidente del Colegio de Médicos del Guayas, afirmó que en este proceso es también importante consensuar la labor de diferentes organismos para que todos trabajen alineados a un objetivo. Y en este proceso, dijo, los colegios profesionales de la salud están prestos en ayudar en el plan de inmunización.

Guillermo Lasso juró como nuevo presidente constitucional del Ecuador

Analistas en materia económica coinciden en apuntar que el proceso masivo de vacunación es una condición impostergable para la reactivación segura de todas las actividades económicas.

“Mientras más rápido se concrete este proceso, mayor impulso tendrá la economía para regenerar su dinámica. Sin embargo, esto se debe acompañar de un plan de reactivación productiva y económica”, indicó Xavier Rosero, docente universitario y especialista en comercio exterior.

El 22 de mayo pasado, el anterior Gobierno recibió 204.000 dosis de la farmacéutica AstraZeneca como parte de la compra directa por medio del Ministerio de Salud.

La propuesta económica que se plantea desarrollar el gobierno de Lasso incluye un componente de apertura comercial y en su posesión el mandatario ya marcó la ruta. “Hoy el Ecuador declara que abre sus puertas al comercio mundial. A la Alianza del Pacífico. A tratados de libre comercio con nuestros más grandes aliados”, manifestó Lasso.

“Este enfoque es positivo considerando que el Ecuador acarrea un rezago importante con sus competidores directos que ya cuentan con tratados comerciales que les aseguran acceso sin pago de aranceles a, prácticamente, el 90% de su oferta exportable mientras Ecuador apenas alcanza el 40%”, dijo el docente Rosero.

Jorge Ayala, gerente de Bizwell Consulting Group, sostuvo que si bien el discurso de Lasso fue general en términos económicos, sin aterrizar mucho en conceptos y medidas, quedó en evidencia el fuerte impulso que se dará a la apertura comercial y su intención de dar apoyo a los emprendedores.

“Dio un discurso fresco en términos de que se va a alinear a un mejoramiento del aparato productivo”, aseguró Ayala, quien agregó que hubo temas ausentes en el discurso como las reformas tributarias, y asuntos de seguridad social que se pretenden impulsar.

Para Ayala, es probable que no se tocaron en el discurso por la necesidad de consensos que se requieren antes de ser puestos a la palestra.

A más de estos temas, Rosero consideró que quedó pendiente el tema del desafío de recuperar el empleo y concretar las inversiones a través de las oportunidades que genera el comercio.

Para Galo Cabanilla, académico y fundador de la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil, uno de los aspectos destacados del discurso de Lasso fue entrar con una actitud conciliadora con los grupos sociales para tener un espacio de gobernabilidad y entender el equilibrio que debe existir entre crecimiento económico y justicia social.

Dentro de su discurso, Lasso mencionó que impulsará activamente los compromisos de la agenda de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y eso, según Cabanilla, es algo a destacar, así como las políticas de inclusión social que se tratará de aplicar.

Cabanilla indicó que si bien no lo mencionó directamente, Lasso dejó abierta la posibilidad de una consulta popular cuando aludió que respetará la actual institucionalidad del Estado hasta que el pueblo lo decida. (I)

Artículos relacionados

Últimos artículos