11.2 C
Ibarra
martes, junio 28, 2022

Francia anuncia la «suspensión preventiva» de su misión militar en Malí

Esteban VillarejoSEGUIRMadrid
Actualizado:03/06/2021 22:31h
Guardar
Noticias relacionadas

Francia ha anunciado la «suspensión de modo preventivo» de toda cooperación operativa y militar con el nuevo Gobierno de Malí surgido del
último golpe de Estado. De este modo paraliza, «por unos días», la conocida como ‘Operación Barkhane’ y en la cual despliega 5.100 militares.

Según informan a ABC fuentes diplomáticas francesas, el objetivo es mandar un claro mensaje al coronel Assimi Goita, nuevo hombre fuerte de Malí desde el 29 de mayo. La decisión de la «suspensión preventiva» queda pendiente «de que Goita realice las promesas que ha realizado» en las conversaciones mantenidas en los últimos días entre París y Bamako.

Las mismas fuentes consultadas aseguran que la suspensión afectará solo a la misión propia de Francia (‘Barkhane’), que tiene características de combate y se asienta sobre todo en el norte de Malí, además de los otros cuatro países del Sahel (Níger, Chad, Mauritania y Burkina Faso).

Es decir, no afectaría a la participación francesa en la misión de adiestramiento europeo EUTM Malí, que lidera España con el general Fernando Gracia y 530 efectivos de un total de 1.077 efectivos. España tiene planeado además enviar una unidad de tres helicópteros de transporte militar y 62 soldados adicionales.

El coronel Assimi Goita, actual hombre fuerte de Malí – Reuters

Eso sí, la UE podría replantearse la situación de esta misión de adiestramiento, que ha cumplido en mayo ocho años, si «la suspensión preventiva» de la misión francesa persiste en el tiempo.

Hay que recordar que la intervención militar de Francia en Malí fue lanzada en enero de 2013 con el objetivo de evitar que la capital, Bamako, cayera en manos de los grupos yihadistas que afianzados en el norte se dirigían hacia la capital en el sur.

Ultimátum de Macron

El pasado domingo el presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó un ultimátum al Gobierno maliense y aseguró que retiraría las tropas ante el riesgo de que Malí cayera en poder de los grupúsculos yihadistas que se han instalado en el corazón desértico del continente africano y «amenaza».

A los cinco días del segundo golpe de estado que se ha sucedido en Malí, en nueve meses, el presidente francés declaró varios medios que lo acompañaron en su gira africana: «El golpe de Estado es inaceptable, para la Unión Europea y para Francia. El presidente depuesto por los militares aseguraba que Malí no aceptaría la presencia yihadista. Los soldados franceses no aceptarán un Malí controlado por el yihadismo. Si esa fuese la tentación, hoy, Francia se retirará de Malí».

Amenazando con retirar sus tropas en Malí, Macron también intenta presionar políticamente a los Estados africanos miembros del G-5 (Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger, Tchad), cuya estabilidad está amenazada por varios grupúsculos yihadistas, como el Gsiam (Grupo de apoyo al islam y a los musulmanes) y el EIGS (Estado islámico en el gran Sahara), que tienen relaciones fraternales con otras variantes de salafismo terrorista, como AQMI (Al Qaida en el Magreb Islámico), Mujao (Movimiento para la unidad de la yihad en el Africa occidental), o Boko Haram (Grupo suní para la Predicación y la Yihad).

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos