12.4 C
Ibarra
domingo, junio 26, 2022

«No vengan a Estados Unidos»

EFE
Actualizado:08/06/2021 14:28h
Guardar

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, ha emprendido una gira de tres días por Guatemala y México, su primer viaje al extranjero desde que tomó posesión en enero pasado. En una rueda de prensa este lunes, tras una serie de encuentros en Guatemala, Harris anunció que su Gobierno implantará varias medidas con el objetivo de reducir los flujos migratorios, incluida la creación de un ente transnacional que luche contra la corrupción y la inversión de empresas privadas de EE.UU. en las zonas más pobres del país.

«No vengan a Estados Unidos, no vengan», dijo la vicepresidenta en el Palacio Nacional de la Cultura, sede del Gobierno guatemalteco, tras lo que aseguró que el objetivo su era «desalentar» a quienes quieren cruzar la frontera de EE.UU. de manera irregular. «EE.UU. seguirá reforzando las leyes y la seguridad en la frontera. Y creo que si vienen a nuestra frontera, serán devueltos. Desalentemos a nuestros amigos y familiares de embarcarse de un viaje extremadamente peligroso».

«Nuestro mundo está interconectado y es interdependiente. Sabemos que lo que pasa en el extranjero impacta nuestra seguridad y prosperidad en EE.UU. Esa es la razón por la que estoy en Guatemala hoy», dijo Harris.

El mensaje de Harris ha provocado críticas, entre ellas de la congresista demócrata progresista Alezandria Ocasio-Cortez. «Esto es decepcionante. En primer lugar, solicitar asilo en cualquier frontera de EE.UU. es un método de llegada 100% legal. En segundo lugar, EE.UU. pasó décadas contribuyendo al cambio de régimen y a la desestabilización en América Latina. No podemos ayudar a incendiar la casa de alguien y luego culparlo por huir», dijo en un tuit.

Algunas organizaciones de derechos humanos también han expresado su malestar por las declaraciones de la vicepresidenta estadounidense. Rachel Schmidtke, representante para América Latina de la ONG especializada Refugees International, dice en un comunicado que les preocupa que el mensaje de Harris socave el derecho a solicitar asilo en EEUU. «Seguimos pidiendo al Gobierno Biden a construir políticas que reconozcan que muchos guatemaltecos necesitarán buscar protección hasta que se aborden las causas de larga duración del desplazamiento forzado y realinear su mensaje al pueblo guatemalteco para reflejar el compromiso de EE.UU. con el derecho a buscar protección a nivel internacional», reza el comunicado.

En su último informe de 2020, la Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) calcula que EE.UU. registró 1,7 millones de nuevas solicitudes de asilo durante la última década, incluidas 301.000 en 2019, «lo que refleja el deterioro de la seguridad, la violencia y la situación socioeconómica en zonas» de Centroamérica, y también de Venezuela. «Los ciudadanos de esos países constituían el grupo más numeroso que buscaba protección internacional en EE.UU., que en 2019 siguió siendo el mayor destino de los solicitantes de asilo por tercer año consecutivo».

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos