15.5 C
Ibarra
jueves, junio 30, 2022

Un ministro de Merkel deberá corregir imprecisiones en su tesis doctoral

Rosalía SánchezSEGUIRCorresponsal en Berlín
Actualizado:03/06/2021 01:30h
Guardar
Noticias relacionadas

El jefe de cancillería Helge Braun, con rango de ministro y persona de confianza de Angela Merkel, no perderá su doctorado, pero tendrá que «corregir» determinadas «imprecisiones» descubiertas en su tesis doctoral. Esta es la conclusión de una comisión de investigación de la Universidad Justus Liebig (JLU) de Giessen, inmediatamente después de que apareciesen acusaciones de un supuesto plagio en la prensa alemana. Según la universidad, que ha sometido a revisión el trabajo, no se encontró ninguna copia, plagio o intención de engañar en el texto. Sin embargo, la exhaustiva prueba ha desvelado determinados detalles incorrectos que considera necesario modificar.

Braun defendió su tesis de doctorado en Medicina en 2007, con el título ‘Influencia de las taquicardias intraoperatorias en el pronóstico postoperatorio. Análisis con un sistema de gestión de información de anestesia’, en la que presentó conclusiones de cosecha propia sobre la influencia de un corazón acelerado durante una operación.

En las últimas semanas, la universidad había investigado acusaciones de que «resultados sustanciales de la tesis» se habían publicado previamente en otra publicación. Tras escuchar a los testigos y a Braun, la comisión llega a la conclusión de que el asunto era en ese momento objeto de estudio por varios grupos de trabajo y valora las aportaciones de Braun como propias. «Braun desarrolló y consolidó de forma independiente los hallazgos de la publicación anterior», ha sido el veredicto, pero dado que en algunos puntos faltaban referencias individuales detalladas a la publicación anterior, hubo mala conducta científica. Por tanto «Braun debe corregir la disertación en las áreas afectadas y tiene seis meses para hacer esto». El acusado acata la conclusión y asegura que se encargará de los cambios pertinentes en el plazo fijado.

Dimisiones por plagio

La Administración Merkel cierra así la última de las acusaciones de plagio que pesaban sobre sus altos cargos, numerosas desde que varias plataformas digitales se han encargado sistemáticamente de comprobar el rigor académico y originalidad de sus publicaciones. La canciller ha aceptado personalmente la
dimisión de todos los que hubiesen incurrido en plagio, único motivo de crisis de gobierno durante sus cuatro legislaturas consecutivas en los casos de la ministra de Familia Franziska Giffey, el ministro de Defensa Karl-Theodor zu Guttenberg y la ministra de Investigación y amiga personal de la canciller alemana, Annette Schavan.

Después de que todas las universidades afectadas abriesen investigaciones y revisiones, para sancionar a los firmantes de trabajos plagiados y a sus directores de tesis, terminaron sin consecuencias casos muy destacados como el de Ursula von der Leyen.

Ver los
comentariosTemas

Artículos relacionados

Últimos artículos