16.1 C
Ibarra
miércoles, agosto 10, 2022

Habitantes de Solanda se aferran y rechazan alternativa del Municipio y Metro de Quito para atender el daño de sus casas | Ecuador | Noticias

Las autoridades ofrecieron realizar un estudio para determinar responsabilidades en el daño de las viviendas

21 de enero, 2022 – 17h02

Según los moradores, cerca de 400 casas del barrio de Solanda presentan daños estructurales. Algunas están deshabitadas por el riesgo que representan para sus dueños, quienes responsabilizan a la empresa Metro de Quito por el hundimiento del suelo que conllevó el cuarteamiento y destrucción de sus construcciones.

Por su parte, las actuales autoridades municipales han ofrecido la implementación de un estudio de causalidad que determine el responsable del daño en las viviendas. Este estudio prevén que esté listo aproximadamente en seis meses.

Desde el anuncio por parte de la secretaria de Seguridad y Gobernabilidad, Daniela Balarezo, junto al gerente del Metro, Efraín Bastidas, el 7 de enero de 2022, inició un cruce de opiniones entre los representantes de Solanda, que rechazan la espera de seis meses más para obtener una respuesta y Bastidas que recalcó la necesidad del estudio para complementar otro, realizado por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), sobre las causas de los daños.

Este estudio de la PUCE, presentado en octubre del 2018 contiene cinco posibles causas para las deformaciones del sector:

  1. Consolidación (deformación) por descenso del nivel freático (humedad en el piso, el agua está muy cerca de la superficie).
  2. Estado actual de las alcantarillas del sector (Espacios generados en las alcantarilladas por rotura o fisuras).
  3. Transferencia de cargas a la cimentación (Cargas por aumento del número de pisos y su irregularidad en el área de implantación.).
  4. Lavado de finos (Existencia de vacíos bajo el contrapiso de algunas viviendas).
  5. Extracción de agua en la construcción de la salida de emergencia N°4 dentro del proyecto Metro de Quito.

Esta quinta causa, que se refiere a la “construcción de un pozo de evacuación o salida de emergencia conectado a la línea del Metro en profundidad y la extracción de agua (bombeo) necesaria para la construcción de esa salida” es la que los habitantes de Solanda reclaman al Municipio de Quito para que se proceda con una reparación por parte de la constructora del Metro, la empresa Acciona.

Fernando Chamba, presidente del Comité Ejecutivo Solanda, puntualizó que responsabilizan a Acciona (Constructora) y a Generalli (empresa aseguradora de Acciona) por los daños ocurridos y por los que pueden seguir ocurriendo mientras esperan una respuesta.

Por su parte, Efraín Bastidas, señaló que el Metro de Quito sí ha presentado reclamos a la aseguradora. Pero, “si hubiera responsabilidades que tuvieran que ser vigiladas o corregidas por la aseguradora, la entidad que corresponde para exigirles se llama Superintendencia de Compañías Valores y Seguros. Serán ellos los que exigirán, pero usted va a ver que al día de hoy la Superintendencia no ha levantado un reclamo o exigencia como tal a la aseguradora indicándole que se responsabilice por los trabajos realizados por el Metro de Quito”.

Sin embargo, en una entrevista pasada Yesenia Riofrío, directora regional de seguros de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, dijo a EL UNIVERSO que esta institución ya emitió una respuesta el 20 de enero de 2021 (hace un año). “De acuerdo con el Código de Comercio, el seguro de responsabilidad civil, que es la cobertura que ellos pretenden hacer efectiva, no es un seguro a favor de terceros, en este caso debería ser el asegurado de Generali el que debería presentar el pedido”.

Es decir, la empresa Acciona, como asegurado de Generali, sería la única con la capacidad para solicitar el pago por el daño causado a estas viviendas. Sin embargo, esto no ha pasado todavía.

Bastidas respondió “Acciona dice, yo espero un estudio profundo de causalidad para levantar el reclamo. Es que el estudio de la PUCE habla de cinco causas, cuánto le corresponde a cada una, esa es la duda”.

El 19 de enero, el alcalde Santiago Guarderas recibió a los representantes de Solanda, la reunión a puerta cerrada que se llevó en las instalaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) no brindó la tranquilidad esperada, según denunciaron a la salida los moradores.

“Dos años y medio que no se tomaron decisiones, pese a que hubo una resolución del Concejo Metropolitano para que se contrate un estudio complementario que es necesario para determinar la causa específica de la problemática de Solanda, no lo hicieron. Nosotros estamos asumiendo y en los próximos días sacaremos el concurso”, detalló Guarderas en un evento posterior a la reunión.

“Es lamentable lo sucedido, porque esperar seis meses más no solo atenta contra el patrimonio material y la salud de nuestros vecinos, sino que sigue corriendo peligro inminente la pérdida de vidas humanas por el colapso de las viviendas, a más de consagrar la burla y el atropello de las empresas: Acciona y Generalli”, aseveró Chamba.

Finalmente, esta semana anunciaron otras medidas de reclamo, como la toma de las instalaciones del Metro, de no ser escuchados y obtener una solución antes de los seis meses del estudio de causalidad. (I)

Artículos relacionados

Últimos artículos