16.1 C
Ibarra
miércoles, agosto 10, 2022

Baten récord las muertes de migrantes tratando de cruzar la frontera entre México y EEUU

La madrugada del viernes 6 de mayo, Gerardo Ávila y otros cinco migrantes treparon el muro fronterizo estadounidense desde una carretera mexicana, situada a aproximadamente medio kilómetro al oeste del puerto de entrada de Otay Mesa en San Diego.

Ávila fue deportado a México semanas atrás después de tres décadas de vivir en Estados Unidos, por lo que intentaba volver con su familia para festejar con ellos el Día de la Madre, narraron sus familiares.

Mientras subía el imponente muro de más de 5 metros de altura, las luces brillantes de un vehículo de la patrulla fronteriza destellaron en esa dirección, iluminando el cielo nocturno neblinoso. Los agentes escucharon un grito y vieron a Ávila caer, según un comunicado de la dependencia donde se le identificó como "ciudadano masculino de México".

Ávila, de 47 años, fue declarado muerto en el lugar, mientras que otros migrantes fueron trasladados al hospital. Su fallecimiento se suma al aumento de casos a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, que batió récord el año pasado.

En un segmento que va desde las carreteras de San Antonio, Texas, donde 53 migrantes murieron el mes pasado en la caja sofocante de un trailer, hasta el Río Grande, el calor del desierto de Arizona y el muro que el expresidente Donald Trump promocionó como "inescalable", han ocurrido 1,000 muertes desde que el mandatario Joe Biden asumió en enero de 2021.

El año pasado fue el más mortífero para los migrantes que cruzaron la frontera, con 728 muertes registradas, de acuerdo a datos de Naciones Unidas, que ha documentado estos casos desde 2014. La ONU contabilizó 340 más fallecimientos este año, que va al mismo ritmo que el sombrío récord de 2021.

LAS CARRETERAS

En Arizona, las muertes el año pasado fueron las más altas en cuatro décadas, según forenses locales. En San Diego, el hospital Scripps Mercy reportó un aumento de aproximadamente cinco veces por lesiones relacionadas con el muro después de que Trump mandó a elevarlo, según muestran datos compartidos con Reuters.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reconoció en un comunicado un "aumento en el número de muertes" y culpó a traficantes de personas de no tener "consideración por las vidas humanas" al abandonar a migrantes en áreas remotas y peligrosas.

Siguiendo los mandatos del Congreso, CBP cambió el año pasado la forma de documentar las muertes de migrantes a lo largo de la frontera para incluir solo aquellos que fallecen bajo custodia, durante arrestos o cuando agentes estaban cerca. La agencia dijo a Reuters que hubo 151 muertes "relacionadas con CBP" en el año fiscal 2021, un número no informado anteriormente.

Los cuerpos descubiertos por CBP u otros no están incluidos actualmente en los datos de la agencia.

La muerte de Ávila, que está siendo investigada por las autoridades locales y federales, probablemente se contaría con la nueva metodología porque los agentes de CBP estaban presentes cuando falleció.

Artículos relacionados

Últimos artículos