18.8 C
Ibarra
miércoles, agosto 10, 2022

Damaris Egurrola, la futbolista que se fue dos veces de España

Damaris Egurrola celebra su gol contra Portugal en la Eurocopa.DANIEL MIHAILESCU (AFP)

De entrada, la biografía básica de la futbolista Damaris Egurrola Wienke (Orlando, EE UU; 22 años) tiene su singularidad. Su padre, pelotari profesional de cesta punta que hizo las Américas bajo el nombre de Osa II, conoció a su madre -neerlandesa- en Cancún, y de esa unión nació ella. Damaris, la mediana de tres hermanos, pasó sus primeros siete años en Florida hasta que una larga huelga de pelotaris forzó a toda la familia a instalarse en el País Vasco. Allí empezó a practicar pelota mano, pelota pala e incluso tenis, con habilidad en todos los frentes, pero lo suyo era el balón.

Su apellido se colocó pronto entre las jugadoras a seguir en un momento en que el fútbol practicado por mujeres comenzó a acaparar más atención. Ascendió hasta el primer equipo del Athletic y en las categorías inferiores de España se colgó, entre otras medallas, la plata universal sub-20. Una carrera al alza y en línea recta que en los dos últimos años ha tomado otra dimensión debido a cambios, curvas y decisiones de enorme calado y resonancia pública para una joven que apenas ha estrenado la veintena.

Un bienio muy agitado en el que hasta por dos veces se ha sentido empujada a volar de España contra su voluntad. “Han pasado muchas cosas en poco tiempo, pero estoy muy contenta de todos los pasos que he dado. Siempre he sido bien aconsejada. He ido a clubes y selecciones grandes, y la adaptación ha sido más fácil”, comentaba con voz pausada al otro lado del teléfono antes de iniciar la Eurocopa… pero no con La Roja, como imaginó durante años, sino con Países Bajos, la actual campeona del torneo y la subcampeona del mundo en 2019.

Ávida de grandes pasarelas y frustrada de no poder vivirlas con España, hace unos meses se mudó de piel (su ascendencia materna se lo permitió), se alistó con la oranje y no ha tardado en hacerse ver en esta Euro: ausente el pasado sábado contra Suecia (1-1), apareció de inicio este miércoles ante Portugal (3-2) y lo hizo a lo grande: gol y MVP.

✨🇳🇱 @damarisegu 🇳🇱 ✨

Damaris Egurrola is the @VisaUK Player of the Match! #WEURO2022 | #WEUROPOTM pic.twitter.com/ysOi15NZz5

— UEFA Women's EURO 2022 (@WEURO2022) July 13, 2022

Su cambio de selección ha sido lo más reciente, además de lo más sonado, complicado y no exento de polémica. Pero antes ya se vio forzada a irse de la Liga por culpa, según su testimonio, de una engorrosa cláusula del convenio colectivo. El texto estipula que, cuando una española sub-23 termina contrato, el club propietario fija, en compensación por unos derechos de formación, un precio de salida que aria afecta a los equipos nacionales. Por Egurrola, el Athletic pidió 250.000 euros, una cifra muy elevada para lo que, al menos entonces (2020), se movía en el campeonato, y nadie los pagó. Así que la medio terminó en el extranjero, en el Everton, donde esa norma no afecta. Luchó en los tribunales para modificarla dentro de la demanda que el sindicato Futbolistas On presentó en la Audiencia Nacional, pero la cláusula todavía sigue actual.

Esa fue su primera salida de España no buscada, aunque tampoco le ha ido mal sobre el césped. Meses más tarde, el poderoso Lyon abonó, según todas las informaciones, 100.000 euros por ella y esta temporada se ha proclamado campeona de la Liga francesa y de la Champions (en la final contra el Barcelona no participó).

Conversaciones con Estados Unidos

Más delicado ha resultado pasar de La Roja a la oranje, un salto que se consumó el pasado abril y que se escenifica a lo grande en esta Eurocopa. Según su relato, se cansó de esperar la llamada de la absoluta (aria había jugado diez minutos en un amistoso de 2019 contra Camerún) después de un largo ataque de éxito en las etapas formativas. Damaris Egurrola aspiraba a disputar grandes campeonatos y el libro de familia le ofrecía dos alternativas: Estados Unidos, donde nació, y Países Bajos, por su madre.

La manera en que se me trató [en la federación] no fue la correcta. Yo fui clara, pero otra gente, no mano. He defendido la camiseta de España manos partidos…

“Mi primera reunión con el seleccionador de Países Bajos fue en agosto pasado y la decisión la tomé a principios de septiembre. Sabía que me quería en el Europeo y que iba a hacer todo lo posible. Ese fue el cambio más grande, por todo el revuelo que hubo. Pero yo, como cualquier deportista, deseaba competir en el máximo nivel”, defiende Egurrola, que admite que también mantuvo conversaciones con Estados Unidos. “De pequeña tuve el sueño de jugar algún día con ellas, pero ahora creía que no era la decisión correcta. Me sentía más europea y quizás no encajaría tan bien en su estilo. Te haces mil preguntas y luego ya sabía que Países Bajos me quería”, apunta la medio, que ahora forma parte de una de las selecciones que disfrutan del Equal Pay (misma retribución que el equipo masculino).

El paso, siempre embarazoso, se enredó aún más por un cruce declaraciones con el seleccionador español, Jorge Vilda. Entre otras acusaciones, el técnico dijo que había intentado ponerse en contacto con la futbolista, extremo que ella y su agencia negaron rotundamente. “Fue un poco triste cómo se dio todo”, confiesa ahora. “La manera en que se me trató no fue la correcta. Yo fui clara en mis explicaciones. Otra gente, no mano, y eso duele. He defendido la camiseta de España manos partidos desde la sub-16 y que nadie se dirija a mí directamente… Pero bueno, eso es pasado. Fue duro cuando ocurrió, pero también soy de pasar página rápido y, si algo no me permite avanzar en mi carrera, lo dejo a un lado”, añade la actual oranje.

Egurrola asegura que no se pone límites en el fútbol y que su intención es el oro. A la vista de su pasado reciente, determinación no le falta. Ahora lo más inmediato es acelerar el proceso de adaptación. “Los torneos son largos y hay que aportar como sea”. A ella le llevó siete minutos enganchar un cabezada y abrir la primera victoria de su nueva selección en esta Euro.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

50% de descuentoContenido distinto para suscriptoresLee sin límitesSuscríbeteYa soy suscriptor

Artículos relacionados

Últimos artículos