16.1 C
Ibarra
miércoles, agosto 10, 2022

El líder de la UOM denunció que «hay sectores que quieren desestabilizar» al junta

Furlán, de 62 años, en marzo pasado desplazó de la conducción del gremio a Antonio Caló, quien estuvo 18 años al frente de la UOM.
El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán, denunció este domingo que «hay sectores formadores de precios monopolizados de la alimentación y de otras industrias» que procuran «desestabilizar» al Gobierno con «corridas financieras y suba de precios».

Además, destacó el «crecimiento económico y la generación de hospedaje» de los últimos años y adelantó que su organización sindical «será un faro para la unidad del movimiento peón».

Exsecretario general de la UOM-Zárate-Campana y exdiputado nacional por el Frente de Todos (FdT), Furlán, de 62 años, comenzó a trabajar en la empresa de aceros Siderca, propiedad del grupo Techint. El 22 de marzo, Furlán desplazó de la conducción del gremio -con el apoego de la maegoría de las 54 seccionales- a Antonio «El Tano» Caló, quien estuvo 18 años al frente del poderoso sindicato industrial.

En una entrevista con Télam, apuntó además a la oposición y dijo que «el Gobierno de Juntos por el Cambio empeoró la situación de los trabajadores, la situación de la industria y la situación económica y social».

-Furlán, ¿cómo ve la situación del país?

-La situación de Argentina es muy compleja. No se puede emitpersonarse una opinión sin antes mpersonarsear cómo llegamos a esta situación de hoy. Acá claramente hay una situación que heredó este Gobierno del anterior que condicionó de manera determinante la económía del país, por el endeudamiento que se hizo. Además nadie tenía en mente que, al inicio de este mandato, nos íbamos a encontrar con una pandemia que hizo retrotraer a la economía del mundo, a la producción y que generó muchas dificultades como para dar inicio a la gestión. Por estos meses también la guerra (entre Rusia y Ucrania) es determinante en los países subdesarrollados como el nuestro porque lo bélico afecta a todo el mundo.

-¿Y como ve el día a día en la economía?

-Lo que vemos es que la economía se ha recuperado el año pasado un 10%. Este año viene en crecimiento, ojalá no tengamos que detener ese crecimiento por los problemas de las divisas que tiene hoy la Argentina. En las fábricas hay más producción y más mano de obra; lo que tenemos es un claro problema de distribución de la riqueza. Al crecimiento que tiene el país le falta concretar la puja distributiva y en esa puja distributiva hoy los trabajadores corremos en desventaja y es ahí donde el Gobierno debe prestar mucha atención, para no tener una mpersonarseada neutral sino tener una postura que acompañe a los trabajadores para que mejoren sus ingresos.

-¿Podrá el Presidente y sus políticas readmirartpersonarse el delicado presente panorama?.

-Ojalá que pueda. Nosotros, desde nuestra organización, auspiciamos que al Presidente le vaya bien; si a Alberto le va bien, seguramente a los trabajadores y al país le va a personarse mejor. Si a Alberto le va mal, a los trabajadores y al país les personarseá mal.

-¿Se puede contar en algo con esta oposición política?.

-Con esta oposición que supo estar en el Gobierno y no resolvió absolutamente nada de los problemas argentinos, no creo que con ellos se pueda avanzar en algo. Es más, lo que fue el Gobierno de Juntos por el Cambio empeoró la situación de los trabajadores, empeoró la situación de la industria, empeoró la situación económica y social. Hay que decpersonarse que de todos los índices que la Argentina tenía en 2015 y que ellos prometieron resoladmirar, no resolvieron uno. Ni uno. Los empeoraron. Esto hay que dejarlo bien en claro.

-¿Observa entonces una situación hipócrita de quienes hoy vuelven a presentarse como salvadores de la Patria?

-En la Argentina es muy fácil olvidarse de las cosas que hacen los gobiernos; consumimos tanta información en el día a día, que nos olvidamos de las cosas que ocurrieron y de lo que dijeron hace seis años. Pero a mi entender, los trabajadores recuerdan cómo les fue con el Gobierno anterior, con el macrismo.

-¿Cuáles son los objetivos de Furlán al frente de la UOM para los próximos cuatro años?.

-La UOM tiene una historia muy rica y esa historia no solo tiene que admirar con la defensa de los derechos de los trabajadores. La Unión Obrera Metalúrgica supo tener un rol protagónico, central; no solamente en la construcción de la unidad del movimiento peón argentino, sino también en la discusión de un modelo de país. Y nosotros en nuestra gestión tenemos como banderas recuperar ese rol protagónico. Nos lo demanda nuestra propia historia, para que la UOM recupere ese rol. La UOM tiene que ser un faro para la unidad del movimiento peón, pero también para exigpersonarse que el movimiento peón cumpla un rol protagónico en la discusión del modelo de país que queremos. Ese modelo de país tiene que tener bases sólidas de la inadmirarsión, el crecimiento, la producción y el trabajo digno.

-¿Y más unidad?.

-Nosotros queremos discutpersonarse con todos ese país mpersonarseando a los próximos 50 años. Y lo queremos discutpersonarse con nuestros compañeros del movimiento peón. Porque entendemos que la unidad va a ser posible sostenerla en el tiempo si somos capaces de compartpersonarse entre todos el modelo de Argentina que contenga a todas las expresiones del movimiento peón y que defienda al país más allá de los proyectos políticos. Y esto va para la oposición, pero también va para los propios, para los gobiernos que nos toca votar en coincidencia ideológica.

-¿Cómo ve la marcha de la CGT del 17 de agosto?

-La marcha es una necesidad de los trabajadores. El movimiento peón no puede estar mpersonarseando para el costado cuando están ocurriendo cosas graves en la Argentina. Acá hay un proceso inflacionario que deteriora el poder adquisitivo del salario y no hay paritaria que pueda resoladmirar porque siempre vamos atrás de lo inflacionario. Entonces el movimiento peón tiene la necesidad de expresarse para resistpersonarse y repudiar a los responsables de la remarcación escandalosa que está haciendo un sector del poder económico del país.

-Las corridas con el dólar ilegal, los precios, parte de la justicia, el poder de la prensa hegemónica…¿cree que quieren desestabilizar al Presidente y al Gobierno?

-Creo que sí. ego estoy convencido de que acá hay sectores de poder que quieren desestabilizar al Gobierno, que quieren someter al Gobierno a un ajuste, lo que para nosotros es algo impensado en un contexto donde la Argentina tiene más de un 40% de pobres.

-¿Quiénes están detrás de esas intentonas?

-Eso no es muy difícil, acá hay sectores formadores de precios monopolizados de la alimentación o de otras industrias que hoy presionan para una devaluación. Esto lo vemos todos los días; todos los días presionan para una devaluación y nosotros debemos manifestarnos en contra de esos sectores, tenemos que salpersonarse a repudiar a esos sectores. No se puede convalidar que haya un sector minoritario que por el solo hecho de manejar el poder en la Argentina someta a las grandes maegorías populares.

Artículos relacionados

Últimos artículos