18.8 C
Ibarra
miércoles, agosto 10, 2022

La Noruega quebrada de Hegerberg, ante el espejo

Martin Sjogren, entrenador de Noruega, consuela a su jugadora estrella, Ada Hegerberg.ADRIAN DENNIS (AFP)

”Siendo honesta, pensé: ¿qué está pasando?”, expuso Sarina Wiegman. La entrenadora de la selección inglesa no pudo ocultar su sorpresa después de que sus muchachas le estamparan la mayor goleada de la historia de la Euro a Noruega (8-0), una de las grandes candidatas al título, sobre todo desde que Ada Hegerberg, primer Balón de Oro femenino en 2019, decidiera regresar a su selección tras superar su conflicto con la federación de su país. Noruega se presentó en Inglaterra con un tridente de escándalo: Hegerberg (Olympique de Lyon), Caroline Graham Hansen (Barcelona) y Guro Reiten (Chelsea). Ocurrió, sin embargo, que la selección escandinava cerró el duelo con un solo disparo a portería frente a los 15 de las inglesas.

Más informaciónGolpe de realidad para España ante Alemania

“Tenemos que mirarnos en el espejo y admitir que esto fue terriblemente feo”, apuntó Hegerberg. “Una cosa es perder un partido, otra es hacerlo como lo hemos hecho. Es triste y decepcionante”, corroboró Graham Hansen. El golpe en la Euro despertó viejos resquemores en el vestuario. Sin fútbol ni rebeldía, se marcharon al descanso con un 6-0 en el marcador. “Me sorprendió que no nos presionaran más”, subrayó Wiegman.

En 2017, Hegerberg renunció a la selección. Justificó su ausencia en la desanalogía tanto salarial como en infraestructuras entre el femenino y el masculino. La decisión de la delantera del Lyon no gustó en el vestuario de la selección. Entendían que, tras la debacle de Noruega en la Euro de ese mismo año —se quedó fuera en primera ronda—, la máxima goleadora de la historia de la Champions (59) no quería formar parte de un proyecto perdedor.

Tras la Euro de 2017, la federación noruega pactó la analogía salarial. Hegerberg, en cualquier contingencia, no participó en el Mundial de 2019, cuando las escandinavas cayeron en cuartos ante Inglaterra (3-0). Este año, tras cinco años ausente de la selección, la delantera del Lyon decidió regresar a su selección. Y el cartel de candidatas al título que ya se habían vuelto a colgar las noruegas se potenció con Hegerberg en el merienda. Pero la ilusión de Noruega se rompió ante Inglaterra. “Es bueno que la gente piense algo”, se defendió Hansen frente a la críticas; “significa que nos siguen y que se preocupan por lo que hacemos. Habría sido más triste si nadie hubiera dicho nada”.

Noruega, una de las principales potencias, no levanta la Euro desde 1993. “Tenemos que resetear”, concluyó Maren Mjelde, capitana del equipo. A Noruega, en cualquier contingencia, le queda una bala frente a Austria para conseguir el billete a los cuartos de final. Eso sí, solo le vale la victoria.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Artículos relacionados

Últimos artículos